El uso de una máscara durante el ejercicio reduce el riesgo de que infectemos a otra persona con el nuevo coronavirus si llevamos la enfermedad sin saberlo. Pero usar una máscara también afecta cómo nos afecta el ejercicio, según los científicos que han comenzado a analizar los efectos de cubrirse la cara mientras se ejercita.

Su investigación y sus puntos de vista, algunos de ellos basados ​​en la autoexperimentación, plantean preguntas prácticas sobre si algunos tipos de máscaras podrían ser mejores que otros para hacer ejercicio, con qué frecuencia se deben cambiar las máscaras durante los esfuerzos prolongados y cuánto deberíamos esperar de nuestro corazón. las tasas se disparan si intentamos hacer un intervalo de entrenamiento con una máscara puesta.

La mayoría de las pautas oficiales recomiendan que los ciudadanos se cubran el rostro cuando se encuentren en espacios públicos abarrotados y en lugares cerrados, para ayudar a bloquear la transmisión del coronavirus a través de la respiración. Estas recomendaciones se vuelven particularmente apremiantes cuando hacemos ejercicio, ya que estudios anteriores muestran que nuestras frecuencias respiratorias pueden duplicarse o incluso cuadruplicarse, enviando un mayor número de gotitas respiratorias potencialmente infecciosas.

Pero si bien hay cada vez más pruebas de que las máscaras pueden afectar la respiración en general, aún se sabe poco científicamente sobre si los revestimientos faciales cambian la experiencia subjetiva y los impactos físicos del ejercicio y cómo lo hacen, aunque muchos deportistas le dirán que sí. Un comentario publicado este mes en el sitio web del British Journal of Sports Medicine señala que cubrirse la cara durante el ejercicio “viene con problemas de restricción e incomodidad respiratoria potencial” y requiere “beneficios de equilibrio versus posibles eventos adversos”.

Para obtener más información sobre esos beneficios y adversidades, contacté a varios científicos que comenzaron a analizar máscaras y ejercicios, incluido el autor principal del nuevo comentario. Debido a que el cierre de universidades y otras restricciones pandémicas impiden ahora los experimentos a gran escala basados ​​en el laboratorio, los esfuerzos de investigación de estos científicos han consistido principalmente en usar máscaras durante los entrenamientos o pedirles a algunos colegas cercanos que hagan lo mismo y tomar notas copiosas. Pero aunque anecdótico e inédito, sus análisis proporcionan consejos y precauciones útiles para el uso de máscaras durante los entrenamientos.

Quizás lo más importante es que muestran que las máscaras alteran el ejercicio, dice Cedric Bryant, presidente y director científico del Consejo Americano para el Ejercicio (Ace), una organización sin fines de lucro que financia la investigación del ejercicio y certifica a los profesionales del ejercicio. “En mi experiencia personal”, dice, “las frecuencias cardíacas son más altas a la misma intensidad relativa cuando usas una máscara”.

En otras palabras, si te pones una máscara antes de correr o andar en bicicleta a tu ritmo habitual, tu frecuencia cardíaca será más elevada que antes. “Debe anticipar que será de ocho a 10 latidos más altos por minuto” cuando usa una máscara que cuando no lo hace, dice el Dr. Bryant. Este aumento exagerado en la frecuencia cardíaca será más pronunciado durante los esfuerzos intensos, dice, como las repeticiones o los intervalos de la colina.

Algunas personas también podrían experimentar aturdimiento durante los entrenamientos familiares mientras están enmascarados, dice Len Kravitz, profesor de ciencias del ejercicio en la Universidad de Nuevo México. Él se encuentra en las primeras etapas de planificación de un gran estudio de las máscaras y ejercicios que comenzará cuando las restricciones pandémicas lo permitan.

Pero ya ha llevado a cabo un experimento informal con dos de sus alumnos, ambos atletas experimentados. Uno corrió, enmascarado, sin dificultades para respirar, dice. El otro, con el mismo tipo de máscara de tela, se sintió mareado después de solo unos minutos de esfuerzo.

Afortunadamente, esas molestias pueden minimizarse con una elección y ajuste juiciosos de las máscaras, dice Christa Janse van Rensburg, profesora de ciencias del ejercicio en la Universidad de Pretoria en Sudáfrica, quien escribió sobre las máscaras con su estudiante graduada, Jessica Hamuy Blanco.

Dice que evite las máscaras quirúrgicas y de papel durante el ejercicio, ya que se mojan rápidamente cuando respiramos vigorosamente y pierden parte de su capacidad para bloquear los gérmenes salientes. Las máscaras de tela de algodón también se humedecen fácilmente. Las máscaras de tela hechas de materiales transpirables y sintéticos deberían disminuir la acumulación de humedad. Sin embargo, elija modelos que “tengan dos capas de tela o menos”, dice, para evitar el sobrecalentamiento facial y cualquier agrupamiento de la tela que pueda restringir la respiración.

Algunos deportistas pueden preferir polainas de cuello (también llamadas “buffs”), que pueden levantarse sobre la boca y la nariz pero permanecen abiertas en la parte inferior, lo que aumenta el flujo de aire. “Esto puede ser bueno desde el punto de vista de la comodidad”, dice el profesor van Rensburg, “pero quizás con la compensación de un control de infección menos efectivo”. Busque polainas en telas de verano, no aquellas diseñadas para usar durante el esquí.

Planifique también llevar extras de su máscara preferida si va a hacer ejercicio durante más de 30 minutos, dice el Dr. Bryant. Incluso las telas transpirables se empapan en ese punto y deben reemplazarse. Trate de no tocar el frente de la máscara usada, ya que cualquier partícula viral con la que haya entrado en contacto podría haberse acumulado allí, dice, y después de retirarla, empaquétela o deséchela con cuidado.

Algunas compañías de ropa deportiva, han comenzado a fabricar máscaras para usar durante el ejercicio. Es posible que deba probar varios modelos para encontrar el que mejor se adapte a su rostro y rutina de ejercicios, dice el Dr. Bryant.

Pero no se deje disuadir mientras tanto usa una máscara si va a hacer ejercicio cerca de otras personas. Usar una máscara puede ser particularmente importante si hace ejercicio en interiores, donde es menos probable que la circulación del aire disipe el virus.

“Sé que algunas personas los encuentran desagradables” mientras corren o andan en bicicleta “y hay controversias” sobre si deberían ser obligatorios. “Pero considero que las máscaras son una oportunidad para ser buenos ciudadanos y mostrar que te preocupas por el bienestar de los demás”, incluso mientras refuerzas tu propio bienestar con un entrenamiento. 

Este artículo apareció primero en: irishtimes.com 

 10,982 total views,  1 views today

"Ponte En Forma Rápidamente Con Los Aeróbicos"

Actúe AHORA si desea mejorar el estado físico de su cuerpo... Ingresa tu nombre y tu mejor correo parra enviarte ahora mismo la información:

Tu libro esta en camino

Pin It on Pinterest

Share This
%d bloggers like this: